España y China celebran este año medio siglo de relaciones diplomáticas. Desde que el 9 de marzo de 1973, el embajador español Pedro Cortina y su homólogo chino, Huang Zhen, dieron paso en París a una nueva etapa institucional entre ambas naciones, la amistad, la cooperación y la colaboración sino-españolas han sustentado, sobre la base del respeto, la búsqueda de un desarrollo común.

Las diversas visitas de Estado realizadas por los Gobiernos de España y China al más alto nivel a lo largo de los últimos 50 años han reforzado un fructífero diálogo que tuvo en 2005 uno de sus hitos con la firma de un acuerdo de Asociación Estratégica Integral para el impulso de las relaciones bilaterales. 

Ambos países mantienen intacta la voluntad de enriquecer sus vínculos y exploran en la actualidad nuevas sinergias que permitan avanzar juntos en campos estratégicos.

Para conmemorar los lazos institucionales, económicos, sociales y culturales que unen a ambos países, Prensa Ibérica y El Periódico de España, del grupo prensa Ibérica, organizaron junto a la Embajada de la República Popular China en España un encuentro bajo el título 50 años de historia y un futuro común. Las relaciones China-España. El evento, celebrado en el Espacio Bertelsmann de Madrid, reunió a casi un centenar personalidades de diferentes sectores vinculados al país asiático.

Yao Jing, embajador de la República Popular China en España, analizó durante su intervención el valor de la histórica amistad entre ambos países y aseguró que "China está dispuesta a ser un buen socio de España para el desarrollo común".

El embajador defendió que ambas partes deben "planificar las relaciones desde una altura estratégica y una perspectiva a largo plazo, así como afianzar la cooperación mutuamente beneficiosa, apoyarse en cuestiones de interés esencial que afectan a la soberanía, la seguridad y el desarrollo de los dos Estados y avanzar en la dirección general de amistad, confianza mutua y cooperación para construir una relación bilateral con certidumbre estratégica".

Yao Jing también señaló que "China es el mayor socio comercial de España fuera de la Unión Europea, y España el quinto mayor socio comercial de China dentro de la Unión Europea". En este sentido, anunció que el gigante asiático tiene la predisposición a "expandir aún más su inversión en España y aumentar la importación de bienes y servicios de alta calidad".

En materia de cooperación, el embajador advirtió que "tanto China como España son promotores y beneficiarios del multilateralismo y la globalización". Apuntó, a este respecto, que "ambas partes tienen muchas posiciones comunes como la lucha contra el cambio climático global y la mitigación de la situación en Palestina e Israel". 

El embajador Yao Jing manifestó, por último, que "China tiene la voluntad de trabajar con todos los países, incluida España, para construir un mundo de paz duradera, seguridad universal, prosperidad común, abierto, inclusivo, hermoso y limpio".

Ainhoa Moll, adjunta a la Presidencia y directora editorial de Prensa Ibérica, afirmó que la relación entre España y China es "intensa y fluida desde hace tiempo" y que, en lo económico, "ha crecido de forma notable tanto en la implantación de empresas españolas en China como en las inversiones chinas en sectores estratégicos de nuestro país". La directiva del grupo de comunicación puso en valor el proyecto de La Franja y la Ruta, a la que se refirió como "un elemento esencial en la política exterior china que se apoya en el libre comercio, que busca mejorar las comunicaciones entre China y Europa y que representa para su pueblo una estrategia global de desarrollo".

De izquierda a derecha, el artista David Catá; Marta Blanco, presidenta de CEOE Internacional; Miguel Sanz, director general de Turespaña; Marta Montoro, gerente de Cátedra China, y la periodista y moderadora Atala Martín. David Raw

El intercambio cultural fue otro de los asuntos principales a los que hizo referencia durante su intervención Ainhoa Moll, que recalcó que "tanto China comoEspaña tienen en sus lenguas dos grandes vehículos de cultura y cohesión" y que el español esté presente en el programa académico del bachillerato en China.

Moll puso de relieve, además, la necesidad de contar con más "espacios de diálogo" que sean reflejo de "la amistad y el respeto mutuo que se profesan dos pueblos de personalidad singular que atesoran una historia milenaria y hacen gala de un extraordinario patrimonio artístico y cultural".

Visados y turismo

La relación entre China y España tiene en la economía y la actividad empresarial uno de sus ejes principales. Tal y como anunció durante el encuentro el embajador Yao Jing, el Gobierno de China ha puesto en marcha recientemente una iniciativa piloto con la que, a partir de ahora y hasta finales de 2024, los ciudadanos españoles no necesitarán un visado para viajar al país asiático, siempre y cuando su estancia no exceda de quince días.

En la mesa redonda que incluyó el encuentro, Marta Blanco, presidenta de CEOE Internacional, alabó la iniciativa china y señaló que este tipo de medidas sobre los visados son "tremendamente positivas". "Emiten una señal y eso genera confianza", indicó.

Blanco comentó también la importancia de "trabajar al unísono" entre las diferentes empresas y sectores, y "que los gobiernos sean capaces de trasladar ese trabajo a los organismos multilaterales".

Miguel Sanz, director general del Instituto de Turismo de España (Turespaña), coincidió en señalar que esta medida supone "una grandísima noticia" que va a "facilitar mucho que los españoles podamos ir a China".

Sanz reflexionó sobre los vínculos turísticos entre ambos países y sostuvo que a día de hoy China y España están "en una luna de miel". El representante de Turespaña manifestó que el gigante asiático se ha convertido en pocos años en el primer emisor de turismo internacional del mundo y que sus visitantes son los que tienen "un gasto medio más elevado de todos los que visitan España".

Ainhoa Moll, adjunta a la Presidencia y directora editorial de Prensa Ibérica, durante su intervención en el encuentro celebrado en el Espacio Bertelsmann de Madrid. David Raw

Marta Montoro, gerente de la Cátedra China, hizo balance de los 50 años desde el inicio oficial de las relaciones diplomáticas China-España: "Hemos pasado por muchas etapas y es cierto que la amistad entre China y España está ahí. Somos dos países amigos y eso es innegable".

Sobre los visados, Montoro relató que hasta ahora existía una gran demora en su expedición y advirtió que este asunto es "muy trasversal porque no solamente afecta al turismo, sino también al comercio y a los intercambios culturales y académicos".

"Lo que acaba de hacer China con España y otros países es muy loable y creo que un acuerdo bilateral en este sentido sería muy favorable para las relaciones", añadió la representante del think tank.

Intercambio de culturas

En el marco del Año Cultural y Turístico China-España que se celebra en 2023, el artista multidisciplinar David Catá ha tenido la oportunidad de formar parte de un intercambio cultural entre España y China. Su estancia durante tres semanas en el país asiático le ha permitido conocer de cerca la sociedad, la cultura y las tradiciones chinas y, a su vuelta, el joven gallego ha querido plasmar a través del arte toda su aventura. "A veces no tenía palabras y no sabía como expresar lo que había vivido", explicó el artista, que admite que se siente "afortunado" por haber podido participar en esta iniciativa. Para él, reconoció, "la cultura china era realmente desconocida y fue una oportunidad muy importante de tener contacto con ella".

Conclusiones

Marta Blanco aseguró que "hay muchísimo que trabajar". "Hay mucho potencial, China es un país absolutamente estratégico y tenemos que trabajar desde lo público y lo privado, de manera conjunta, para mejorar las relaciones", agregó la directiva de la CEOE.

Miguel Sanz aclaró que ya se está trabajando para "aumentar el interés de España desde China". El objetivo de Turespaña es conseguir que las grandes empresas turísticas chinas "vean a España como una oportunidad de negocio y tengamos la posibilidad de poner un foco de atención de China en España".

Marta Montoro considera que el país asiático "sigue siendo un gran desconocido" y, por ello, expuso que desde Cátedra China trabajan "para dar a conocer China a los ciudadanos". "Falta mucho por aprender de este país ya que la información que llega no siempre se ajusta a la realidad", apostilló.

El artista David Catá relató que una de las cosas que más le impactó de su viaje a China fue "la luz, la gente y la felicidad que se transmite en sus calles". "Queda patente el interés de China por mostrar su cultura y establecer lazos", concluyó.

El rey Felipe VI y el presidente de China, Xi Jinping, intercambiaron el pasado 9 de marzo mensajes de felicitación por este medio siglo de acercamiento que ha permitido profundizar en la amistad y la cooperación. 

Xi Jinping destacó que se ha consolidado una asociación estratégica de respeto recíproco que busca mejorar la afinidad entre ambos pueblos, mientras el monarca español puso en valor, en una misiva, el desarrollo "constante y fluido" de la actual relación de amistad.

Dos semanas después, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viajó a Pekín para reunirse, en visita oficial, con el presidente chino en un encuentro cordial que sirvió para reforzar las relaciones bilaterales entre Pekín y Madrid. 

Sánchez destacó, en el contexto de este quincuagésimo aniversario, que "el mundo ha cambiado enormemente en estas cinco décadas y estamos ante una excelente ocasión para renovar los vínculos que nos unen".

En 2005, con José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa, España y China establecieron la llamada Asociación Estratégica Integral y en 2018 se reforzó esta alianza en la visita de Estado que realizó a nuestro país el presidente Xi Jinping.